Embajada de Thailandia
  Thailandia en un abrir y cerrar de ojos / Monarquia Thailandesa
Thailandia: Un lugar para conocer!
LA MONARQUIA THAILANDESA

La monarquía en Thailandia es en muchos sentidos única, a veces difícil de ser comprendida del todo por los extranjeros. No sólo tiene una historia que se remonta a más de setecientos años sino que continúa funcionando con extraordinaria relevancia y vitalidad en el mundo contemporáneo. Es más, aunque la

Revolución de 1932 puso fin a la monarquía en su forma absoluta, puede decirse que la monarquía es hoy más poderosa que nunca ya que proporciona un elemento de unión para el país, un punto central que reúne a gente de toda condición y pensamiento político y le da una conciencia profunda del ser thailandés.

Esto claramente se puso de manifiesto en la demostración sin precedente de orgullo y afecto personal del pueblo en ocasiones tales como en el Jubileo de Oro de Su Majestad el Rey Bhumibol Adulyadej en 1996 y en la celebración del Sexto Ciclo de su Natalicio en 1999; y es también evidente en una infinidad de acontecimientos, grandes y pequeños.

El inmenso respeto que el pueblo thailandés siente hacia su Rey deriva principalmente de la forma particular que la monarquía moderna ha tomado bajo su liderazgo, el cual cuenta con un extraordinario grado de contacto personal. Al mismo tiempo, está arraigado en actitudes que se remontan a los comienzos de Thailandia como nación y en algunos de los antiguos soberanos que continúan sirviendo como modelos.

ANTECEDENTES

El concepto thailandés de monarquía tiene su origen en Sukhothai, fundada a principios del siglo XIII y considerada generalmente como el primer reino thailandés verdaderamente independiente. Aquí, especialmente bajo el reinado del Rey Ramkhamhaeng el Grande (1275-1317), nació el ideal de un soberano paternal atento a las necesidades de su pueblo y conciente del hecho de que su deber era guiarlo, una visión muy diferente a la de la monarquía divina practicada por los Khmers.

Este ideal paternal se perdió a veces durante el largo período de Ayutthaya, cuando la influencia Khmer sobre la realeza reapareció y el monarca se convirtió en una figura altanera e inaccesible, pocas veces visto por la mayoría de los ciudadanos. Sin embargo, este período que abarcó cuatro siglos fue testigo de reinados de algunos monarcas notables, cuyos logros fueron trascendentales.

Con el establecimiento de la Dinastía Chakri en 1782 y de Bangkok como capital, la monarquía se basó ante todo en una adhesión al concepto Budista de la virtud. El período de Bangkok dio una sucesión de soberanos extraordinariamente competentes, capaces de afrontar una variedad de desafíos tanto para el país como para la misma monarquía.

La monarquía absoluta en Thailandia, aunque duró más que otras en el mundo y en buena parte debido al sabio reinado de los reyes Chakri, finalizó el 24 de junio de 1932, cuando un pequeño grupo de civiles y militares llevó a cabo un golpe de estado sin derramamiento de sangre y exigió una constitución. El Rey Prajadhipok (Rama VII) -quien de todas formas ya pensaba en esa misma línea y había esbozado una constitución que fue debatida en el Consejo Supremo de Estado- estuvo de acuerdo y se convirtió así en el primer monarca constitucional.

Tres años más tarde, descontento con algunos de los resultados, decidió abdicar: su sobrino el Príncipe Ananda Mahidol, quien en ese entonces tenía 10 años de edad y estudiaba en Suiza, fue elegido para sucederlo como Rama VIII de la Dinastía Chakri.

LA MONARQUIA MODERNA

El Rey Bhumibol Adulyadej nació el 5 de diciembre de 1927 en Cambridge, Massachussets, en los Estados Unidos de América, donde su padre, el Príncipe Mahidol de Songkhla, se encontraba estudiando medicina. Tras la muerte de su padre, vivió principalmente en Suiza junto a su madre, su hermana y su hermano mayor; y, a excepción de una visita realizada en 1938, la familia quedó aislada de su patria a causa de la Segunda Guerra Mundial.

Tuvo una infancia relativamente normal y demostró un notable talento tanto para la música como para la ingeniería. Además de adaptarse con facilidad a culturas diferentes, adquirió un fluido dominio de tres idiomas europeos (inglés, francés y alemán). En la primera visita que realizaron luego de la guerra, en 1946, su hermano falleció y repentinamente se vio convertido en el noveno rey Chakri.

Regresó a Suiza para completar su educación, pasando de ciencias naturales a estudiar ciencias políticas y derecho en vista de su nuevo rol. Durante el curso de sus estudios conoció a Mom Rajawongse Sirikit Kitiyakara, una hermosa joven, hija del Embajador de Thailandia en Francia. Se casaron en Bangkok el 28 de abril de 1950, y siete días más tarde Su Majestad fue oficialmente coronado siguiendo las antiguas ceremonias en el Gran Palacio.

En su Juramento de Ascensión al Trono, el Rey Bhumibol Adulyadej prometió “reinar con rectitud para el bienestar y felicidad del pueblo de Siam”. Pero ¿Qué clase de reinado sería? Luego de quince años de tumultuosos cambios, durante la mayoría de los cuales el monarca había sido meramente un nombre para un gran número de thailandeses, ¿Habría aún espacio para la monarquía? De ser así, ¿Qué forma debería tomar?

Cualquier duda sobre la aceptación de la monarquía se disipó rápidamente. Grandes multitudes demostraron entusiasmo en Bangkok durante las ceremonias de la Boda Real y de la Coronación que las generaciones más jóvenes presenciaban por primera vez. En 1955, el Rey y la Reina realizaron un viaje al empobrecido noreste, en ese entonces una región remota que nunca había sido visitada por un monarca en persona y que también, con alguna razón, se sentía olvidada por el gobierno central.

Durante 22 arduos días, la pareja real recorrió la región visitando aldeas distantes y ciudades, hablando con la gente, los monjes y funcionarios del lugar. La respuesta de la gente fue abrumadora. Cientos de miles de personas, algunas de las cuales habían caminado durante días desde aldeas aisladas, acudieron para poder ver al menos por un momento a su Rey. Inconfundible fue la calidez del recibimiento; como así también el grado de necesidad que se manifestaba en las conversaciones que Su Majestad mantenía con la gente.

La decisión de acercar la monarquía a los habitantes de las provincias, de tomar contacto directo con ellos, fue quizás la más importante de todas las decisiones tomadas por Su Majestad. Hoy, Su Majestad y demás miembros de la Familia Real pasan gran parte del año en una u otra de las residencias reales que se construyeron fuera de Bangkok (en Chiang Mai en el norte, en Sakon Nakhon en el noreste, en Hua Hin en la costa este del Golfo de Thailandia, y en Narathiwat en el sur).

Desde estas residencias, desafiando incomodidades e inconvenientes, Su Majestad ha visitado cada una de las provincias del país, ya sea en helicóptero, jeep, tren, barco y, de vez en cuando también a pie para constatar por sí mismo las condiciones del lugar. De esta manera, se ha convertido en el monarca que más ha viajado en la historia de Thailandia, como así también en el que mejor conoce la amplia variedad de dificultades y problemas rurales.

Asistido muchas veces por otros miembros de la Familia Real -Su Majestad la Reina, Su Alteza Real el Príncipe Heredero Maha Vajiralongkorn, y Sus Altezas Reales la Princesa Maha Chakri Sirindhorn y la Princesa Chulabhorn- el Rey toma cuidadosa nota en estos viajes para luego poner en marcha las medidas necesarias a fin de brindar asistencia a través de los correspondientes organismos gubernamentales o bien en algunas ocasiones utilizando sus fondos personales en las etapas iniciales. Su Majestad creó la Fundación Chaipattana para financiar proyectos de desarrollo.

No se trata simplemente de dar una directiva, el impulso tiene que venir de los habitantes del lugar, quienes deben estar de acuerdo con la propuesta y cooperar en su implementación.

De este modo se han comenzado más de 2.000 proyectos sugeridos por el monarca. Estos se clasifican en varias categorías: agrícolas, recursos hídricos, medio ambiente, promoción profesional, salud pública, bienestar público y comunicaciones, y apuntan a mejorar el nivel de vida rural y ayudar a los granjeros.

La ejecución de los Proyectos Reales toma en cuenta los siguientes grandes principios:

1. Solución de problemas apremiantes. Su Majestad siempre subraya que los proyectos apuntan a resolver los problemas urgentes, especialmente en casos de emergencias. A modo de ejemplo se puede citar el trabajo de desarrollo que se realizó en la Provincia de Buriram en la frontera entre Camboya y Thailandia que se encontraba poco desarrollada y bajo control comunista. Después que los Proyectos Reales de Desarrollo llegaron a la zona, los problemas de seguridad disminuyeron y finalmente se solucionaron. Casos más recientes de este enfoque incluyen la congestión del tránsito y la inundación en el área metropolitana de Bangkok.

2. Desarrollo conforme a etapas, necesidad y economía. Su Majestad enfatiza el trabajo para el desarrollo que apunta a fortalecer a la comunidad a un nivel de autonomía a fin de equiparla con una base sólida como etapa previa al progreso futuro. Su Majestad utiliza la expresión “explosión desde adentro”, que significa que la comunidad y la aldea deben estar fortalecidas antes de ser expuestas al mundo exterior.

3. Autonomía. Según este principio, se debe alentar al pueblo thailandés a ser autosuficiente y al mismo tiempo socialmente integrado. A modo de ejemplo se pueden citar proyectos tales como el “Rice Bank Project” (Banco de Arroz), el “Cattle Bank Project” (Banco de Ganado) y el “Hoopkrapong Land Management and Development Project” (Hookrapong de Aprovechamiento y Explotación de las Tierras) en el Distrito de Cha-Am en la Provincia de Petchaburi, todos estos apuntan a darle a los granjeros tierras para vivir y cultivar como así también a alentarlos a formar cooperativas a fin de solucionar problemas ocupacionales y de otro tipo.

4. Promoción de la tecnología y del conocimiento moderno y adecuado. Su Majestad señala la necesidad de tener un “modelo de éxito” que los granjeros puedan observar y aplicarlo en sus propias actividades. Se han establecido Centros Reales de Estudio del Desarrollo en cada región del país para la investigación y experimentación tanto en tecnología como en conocimiento moderno que los granjeros pueden entender y aplicar en su vida cotidiana. Más aún, la metodología utilizada en estos Centros no es costosa y se adapta al medio y al trabajo de la gente del lugar.

5. Conservación y desarrollo de los recursos naturales. Su Majestad está enormemente interesado en la conservación de los recursos naturales porque el reciente desarrollo del país ha demostrado como el crecimiento económico puede ocasionar el uso excesivo e incorrecto de tales recursos. Por ende, está a favor de la conservación y mejora de los recursos naturales como base del desarrollo general del país. Muestras de esta preocupación se manifiestan en proyectos tales como el “Watershed Conservation Project” (Conservación de las Cuencas de Agua), el “Forest Loves Water Project” (El Bosque ama al Agua), el “Wildlife Conservation Project” (Conservación de Fauna y Flora), y el “Land Developmen Project” (Aprovechamiento de las Tierras).

6. Promoción y mejora de las condiciones del medio ambiente. La sociedad thailandesa se ha urbanizado más y más, lo cual promueve el progreso económico especialmente en las principales ciudades, en varias regiones y en el área metropolitana de Bangkok. Al mismo tiempo, el medio ambiente del país se ha deteriorado. Por lo tanto, muchos Proyectos Reales de Desarrollo apuntan a solucionar los problemas del medio ambiente, especialmente en lo que respecta a la contaminación del agua en Bangkok y en las principales ciudades.

 

SU MAJESTAD EL REY BHUMIBOL ADULYADEJ

Reconocido por la comunidad internacional como el “Rey del Desarrollo” (Development King) por su valiosa contribución al desarrollo humano.

En el año 2006 se celebró el 60º aniversario de la ascensión al trono de Su Majestad el Rey Bhumibol Adulyadej. Su bondad es tal que ha sido reconocida y honrada por gobiernos y miembros de la realeza de todo el mundo.

Su Majestad el Rey Bhumibol Adulyadej ascendió al trono de Thailandia el 9 de junio de 1946, y es en la actualidad el monarca que mayor tiempo lleva reinando en el mundo. Sin embargo, como lo señaló el Primer Ministro de Thailandia en el año 2006 a los visitantes miembros de la realeza en presencia de Su Majestad: “Al celebrar este aniversario, no es la duración sino los logros el verdadero legado del reinado de Su Majestad”.

Estos logros han recibido brillantes elogios a través de los años y debido a los esfuerzos de Su Majestad en desarrollar las regiones rurales pobres del país ha sido reconocido por la comunidad internacional como el “Rey del Desarrollo”.

En el año 2006, el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, le entregó en persona a Su Majestad el premio “Lifetime Achievement Award in Human Development” que esa ilustre Organización daba por primera vez. De acuerdo con la mención, se le otorgó dicho galardón por la “extraordinaria contribución que Su Majestad ha realizado en favor del desarrollo humano”. La mención continuaba diciendo que Su Majestad había “llegado a la gente más pobre y vulnerable de Thailandia” y había estado a la vanguardia de la innovación y beneficiado a millones de personas en toda Thailandia.

Las Naciones Unidas se refirió a Su Majestad como un pensador visionario que jugó un papel invalorable en el dialogo del desarrollo global y, que la filosofía de Su Majestad de la “Sufficiency Economy” (Economía de Suficiencia), que hace hincapié en la moderación, en el consumo responsable y en la resistencia a los choques externos, es de “gran importancia a nivel mundial en estos tiempos de rápida globalización”.

Siendo un monarca culto y bien informado, cuya vida ha estado dedicada a su pueblo, Su Majestad se ha convertido en un modelo de conducta para muchos otros.

Miembros de la realeza de 25 países aceptaron asistir a las celebraciones oficiales que se llevaron a cabo en junio de 2006 y Su Majestad consideró esa participación “…como un auspicioso signo de verdadera amistad y buena voluntad”.

Fue además un hecho importante desde el punto de vista histórico ya que por primera vez se reunía en Thailandia tal cantidad de monarcas y miembros de las familias reales. Invitados reales de Bahrein, Bélgica, Bhután, Brunei Darussalam, Camboya, Dinamarca, Japón, Jordania, Kuwait, Lesotho, Liechtenstein, Luxemburgo, Malasia, Mónaco, Marruecos, Países Bajos, Noruega, Omán, Qatar, España, Swazilandia, Suecia, Tonga, Emiratos Árabes Unidos y el Reino Unido se dieron cita en Bangkok para rendir honor al Rey de Thailandia. Este gesto fue profundamente apreciado y visto por el pueblo thailandés como un gran honor hacia su soberano.

Siendo Su Majestad el Sultán Haji Hassanal Bolkiah Mu´izzaddin Waddaulah de Brunei Darussalam, entre los presentes en las ceremonias, el segundo monarca que más tiempo lleva reinando, expresó el sentir de los distinguidos miembros de la realeza invitados al banquete real en honor de Su Majestad con estas palabras: “Estamos aquí, Su Majestad, para honrar a usted y a su pueblo como así también para honrar su vida como líder, fuente de inspiración y venerado Jefe de Estado de su pueblo”.

Tanto líderes como miembros de la realeza reconocen que Su Majestad “jamás trató de distanciarse de la vida de su pueblo. Jamás les pidió que fueran meros súbditos o seguidores. Ha compartido sus alegrías, temores y desilusiones.”

Resumiendo el pensamiento de los presentes en el banquete real en la celebración de los 60 gloriosos años de reinado, Su Majestad el Sultán se expresó afectuosamente en estos términos: “Sois nuestro amigo y nuestro más respetado colega. Nos inspiráis a todos nosotros y, nosotros, pares y admiradores de Vuestra Majestad, os honramos profundamente por ello.”

Con motivo de la celebración del 60º Aniversario de la Ascensión al Trono de Su Majestad se realizaron varias actividades en todo el país: una gran exposición en el Centro de Convenciones IMPACT, la decoración de la Avenida Ratchadamnoen con 31 arcos majestuosos y una espectacular fiesta de fuegos artificiales en honor de Su Majestad el Rey Bhumibol Adulyadej, noveno monarca de la Dinastía Chakri.




FOTOS::
Rey Bhumibol Adulyadej
Rey Bhumibol y Reina Sofia
Saludo de la Familia Real
VIDEOS::
Thai 1
Thai 2
Thai 3
Thai 4